El dolor perineal y vaginal es bastante frecuente después de los partos. Esta dolencia es comúnmente aceptada por las mujeres, y no suele comunicarse ni al ginecólogo ni a familiares. Muchas mujeres no vuelven a tener una vida sexual normal debido a este dolor que se inicia después del parto vaginal.

El láser de CO2 es uno de los más grandes avances médicos para la mujer. La mujer de hoy necesita estar bien por fuera y por dentro. Quiere cuidarse por fuera y por dentro. El láser de CO2 , además de utilizarse cada vez más de forma preventiva para reforzar la vagina después de los partos y evitar la hiperlaxitud. Con ello, las mujeres pueden disfrutar de las relaciones sexuales de forma normal después del parto.

El dolor postparto, que suele darse en vulva y dentro de la vagina, se resuelve con tan solo dos sesiones de láser. El dolor postparto ha dejado de ser un sufrimiento de las pacientes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat