El aislamiento en casa no es una situación que carezca de importancia ni es un simple estado físico. El esfuerzo que cada uno de nosotros está haciendo, en pro de la salud pública, tiene sus consecuencias a nivel individual.
El aislamiento nos priva de nuestra libertad de movimiento, de nuestra capacidad de elegir lo que queremos hacer. Además de la soledad que sienten las personas que están solas. Es normal, por ello, que aún no se haya entendido bien la razón del confinamiento, y que debido a ello no se esté evitando el contacto entre personas de forma correcta. Nunca nos hemos visto en una situación similar, ni conocemos a ningún familiar de generaciones anteriores a la nuestra que nos haya contado nada parecido.
Los nuevos casos de coronavirus siguen aumentando a razón exponencial. Es probable que las indicaciones de aislamiento deban ser más duras y duren más tiempo del previsto.

¿Qué le pasa a la persona cuando pierde la libertad para salir de su casa y no conoce qué pasará en una semana?

  • Siente miedo
  • Siente ansiedad
  • Siente ira
  • La mente no funciona de forma correcta

¿Qué podemos hacer para evitar estos efectos secundarios del coronavirus?

1. Comprender de verdad que estamos haciendo lo correcto.
2. Agenda de tareas.
3. Hacer ejercicio.
4. Comer 5 veces al día.
5. Mantenernos informados correctamente.
6. Buscar las cosas buenas que nos aporta esta nueva situación.

La primera recomendación, y la más importante, es comprender de verdad que estamos haciendo lo correcto, y que no salir de casa, o hacerlo sólo para lo imprescindible es evitar contagios. Pensemos que estamos evitando que personas que conocemos y queremos pudieran contagiarse si no lo hacemos bien. Eso nos ayudará a ser cumplidores.

La segunda recomendación es mantener una agenda de tareas. Imprescindible en los niños. En función de las circunstancias y gustos de cada persona, debiéramos crear una rutina, y es mucho mejor anotarla y ponerla en algún lugar visible. Por muy simple que sean las acciones o actividades que anotemos, nos ayudarán a mantener la actividad cerebral, la orientación temporo-espacial y evitarán que sintamos ansiedad porque no sabemos qué hacer.

Tareas a realizar para combatir la ansiedad por la crisis del COVID-19:

– Anotar productos para la siguiente compra.
– Dedicarnos a nuestra higiene personal de forma tranquila.
– Hacer un juego en familia.
– Ver una película, serie, o similar en familia.
– Hacer algo de ejercicio.
– Leer.
– Elaborar la comida.
– Comer.
– Dormir.
– Colorear.
– Leer la prensa.
– Coser, etc.

La tercera recomendación es hacer ejercicio. No es necesario ir al gimnasio, ni dedicar una hora entera si no nos gusta el deporte. Se trata de mantener activo el cuerpo, tonificar los músculos, mantener la elasticidad de las articulaciones y cuidar la salud mental. En internet encontramos multitud de tablas y videos de ejercicios hipopresivos, ejercicios de yoga, etc.

La cuarta recomendación es comer 5 veces al día. Evitar picotear. Nos sentiremos mal si perdemos el hábito de las comidas, porque perdemos el control de nuestra actividad más básica, además de que aumentar de peso nos traerá consecuencias negativas más adelante.

La quinta recomendación: mantenernos informados correctamente. Dedicar un tiempo limitado a estar informado. Los mensajes de WhatsApp no son generalmente la mejor forma. Sabemos de las limitaciones de los medios de comunicación, pero dentro de las vías de información, sólo debiéramos creer aquella información de fuentes fiables. Ejemplo: prensa oficial, páginas de sociedades científicas, blog de opinión de expertos, etc. Por tanto, de forma limitada, conviene que estemos al día.

La sexta recomendación es buscar las cosas buenas que nos aporta esta nueva situación. Siempre la hay. Seguro que todos nos acordamos de cuando hace tan solo 2 semanas nos quejábamos de falta de tiempo. Ahora tenemos nuestro tiempo, para hacer lo pendiente en casa, para crear algo más bonito, para escribir, para leer, para comer con la tranquilidad que muchos días hemos deseado, para hablar por teléfono, o a través del balcón, con familiares y amigos a los que les dedicamos poco tiempo. Si enfocamos la atención en lo positivo que nos aporta, lo llevaremos prácticamente sin pesadez. ¡Es temporal! ¡Disfruta de este tiempo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Powered by