¿Qué son los miomas?

Los miomas son tumores benignos del útero. Se estima que entre el 40 y el 60% de las mujeres padecen miomas en algún momento de su vida. Hay factores que aumentan la probabilidad de padecerlos: la edad, la alimentación rica en carnes rojas y grasas saturadas y escasa en frutas y verduras, y a ausencia de gestación.

La mayoría de los miomas no suelen dar síntomas. El 20% de las mujeres con problemas de fertilidad padecen de miomas.

 

¿Afectan los miomas a la fertilidad?

La mayoría de los miomas, con independencia del tamaño y localización, afectan de alguna manera a la fertilidad.

Los miomas pueden interferir en la fertilidad de 3 maneras:

1.     Impiden la formación de un embrión o la implantación del mismo. En estos casos, la mujer no logra un test de gestación positivo.

Algunos miomas pueden obstruir las trompas por presión, impidiendo el paso del óvulo a través de la trompa y/o dificultando el ascenso de los espermatozoides. En otros casos, aún produciéndose embrión, éste no puede implantarse por la existencia de miomas que deforman la cavidad del útero. Los miomas, con independencia del tamaño y de la localización afectan a la receptividad del endometrio porque producen sustancias inflamatorias y vasoactivas que irritan a las células endometriales.

2.     Impiden el desarrollo de un embrión una vez implantado. En estos casos, la mujer sufre abortos de repetición. Los miomas impiden con frecuencia una adecuada irrigación sanguínea a las estructuras embrionarias, además de poder reducir el espacio físico para el desarrollo del embrión.

3.     Producen complicaciones en el embarazo, produciendo sangrados, partos pretérminos, malposición fetal, preeclampsia por el desarrollo defectuoso de la placenta, etc.

 

¿Cuándo hay que tratar los miomas?

–        Los miomas que distorsionan la cavidad uterina hay que tratarlos antes de buscar embarazo.

–        Lo miomas de gran tamaño deben extirparse antes del embarazo, pues en el embarazo crecerán aún más y darán lugar a un embarazo complicado.

–        Los miomas pequeños en mujeres jóvenes que aún no piensan en el embarazo deben tratarse mediante técnicas no quirúrgicas para evitar que algún día produzcan problemas en la fertilidad.

–        Debemos tener especial cuidado en aquellas mujeres que ya han tenido abortos de repetición y/o fallos de implantación tras tratamientos de reproducción asistida. Ya sabemos que los miomas intramurales, aunque no deformen el endometrio, afectan a la implantación del embrión.

 

¿Cómo tratamos los miomas y cuánto tiempo hay que esperar para buscar embarazo?

Las principales técnicas son:

1.     Cirugía mínimamemente invasiva para extirpar el/los mioma/s, sin abrir el abdomen, lo cual conlleva una rápida recuperación.

2.     Ablación de miomas por radiofrecuencia vía vaginal. Esta técnica ha supuesto un auténtico avance porque permite tratar miomas que antes no tenían ninguna solución por la dificultad de su acceso quirúrgico.

En el caso de la cirugía, el embarazo debe esperar entre 8 meses y un año. En el caso de la radiofrecuencia son suficientes 3-6 meses.

 

¿Empeora la fertilidad la cirugía de los miomas o el tratamiento por radiofrecuencia?

Absolutamente no. Siempre que ambas técnicas sean concebidas por el ginecólogo cirujano como preservadoras de la fertilidad, y sean realizadas por un especialista muy experimentado, no tienen efectos negativos sobre la fertilidad. Muy al contrario, hay bastante evidencia en la literatura científica de la necesidad de tratar la mayoría de los miomas en mujeres fértiles para mejorar la fertilidad espontánea y sobre todo los resultados de los tratamientos de fecundación in vitro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat