Tu embarazo

Dentro de poco serás mamá. Queremos acompañarte. 

trimestre1-1El primer trimestre dura hasta la semana 12. Al final del primer mes se esbozan las piernas y los brazos del embrión y el cordón umbilical se empieza a formar. Ya en el segundo mes se forman los ojos del embrión y se van desarrollando los órganos internos. A partir de la semana 6 del embarazo es posible escuchar los latidos del corazón del embrión por ecografía doppler. En la semana 9 termina la formación del embrión, y a partir de este momento ya debemos hablar de feto.

Notarás que durante este tiempo tu cuerpo experimentará una serie de cambios y de síntomas, como forma de adaptación a la gestación. Es importante que sepas que estos cambios son normales y que desaparecerán pasado este primer trimestre. Son frecuentes los siguientes:

  • Aumento del tamaño y sensibilidad de las mamas.
  • Pezones y areolas más oscuras.
  • Nauseas y vómitos.
  • Mareos.
  • Calambres en las piernas.
  • Estreñimiento, flatulencia.
  • Cansancio.
  • Cambios de humor.
  • Somnolencia.

En este momento ya habrás elegido el ginecólogo que llevará tu embarazo y estará contigo en el momento del parto.ecografiA PRIMER TRIMESTRE Una vez confirmado el embarazo mediante ecografía vaginal, tendrás que realizar el primer análisis de sangre, que evaluará los niveles de glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas, nivel de glucemia, hierro, enzimas hepáticas, grupo sanguíneo y Rh. Será necesaria que en la misma analítica se soliciten los anticuerpos de algunas enfermedades víricas que pueden afectar al embarazo, como los virus de hepatitis, VIH, toxoplasmosis, y detectará si estás vacunada contra el virus de la Rubeola.

Es importante que durante este trimestre se realice una ecografía entre las 11 y las 13 semanas, pues es el momento de realizar el cálculo de riesgo para Síndrome de Down. Éste cálculo se realizará teniendo en cuenta 3 valores: tu edad, la medida de la translucencia nucal por ecografía, y los valores de 2 hormonas determinadas en sangre, PAAP-A y BHCG.

Si el riesgo es alto, se te recomendará la realización de la amniocentesis, que se realiza en el 2º trimestre, y que es la única forma de diagnosticar los problemas cromosómicos. Actualmente CAREMUJER ha puesto en marcha un test no invasivo para el diagnóstico de Síndrome de Down que puede realizarse muy precozmente. Mediante una sola extracción de sangre materna, en la semana 10 de gestación, podemos tener el diagnóstico de Síndrome de Down con un 99% de fiabilidad.

¿Qué cuidados debo tener?

  • Debes mantener una alimentación sana y equilibrada. Es conveniente que comas 5 veces al día en pequeñas cantidades. Come despacio, relajada, sé regular en los horarios.
  • Come fruta fresca con piel. No olvides lavarla bien antes.
  • Toma alimentos con fibra: hortalizas, verduras, legumbres, cereales integrales, frutos secos. Evita alimentos flatulentos: coles, alcachofas, pepino, rábanos, etc
  • Debes anotar tu peso al inicio del embarazo. Debes controlar que tu ganancia de peso total esté entre 9 y 11 kilos.
  • Es bastante aconsejable que practiques algún tipo de ejercicio, sobre todo, natación suave, yoga, caminar o bicicleta.
  • Bebe mucho líquido, aproximadamente 2 litros al día.
  • Suspende el tabaco y el alcohol.
  • Consulta con tu ginecólogo cualquier medicamento que vayas a tomarte.
  • Procura estar tranquila y disfruta de tu nuevo estado.

segundo trimestre embarazo 26 semanasEn este trimestre el feto se mueve en el líquido amniótico. El pelo empieza a aparecer, y se forman las cejas y la nariz. El feto ya empieza a dar patadas y se chupa el dedo. Pronto empezarás a notar sus movimientos en tu vientre.

Ya estarás observando cómo por fin se nota tu embarazo. Al comienzo de este trimestre el tamaño del útero hace que éste salga de la cavidad de la pelvis y ocupe espacio en tu abdomen. La curvatura de la zona lumbar de tu espalda comienza a acentuarse. Es bastante probable que tus nauseas hayan desaparecido. Hay otros síntomas que caracterizan este momento del embarazo:

  • Dificultad para respirar.
  • Cambios en la coloración de la piel.
  • Acidez gástrica.
  • Molestias en la parte inferior del abdomen.
  • Mareos.
  • Cambios en el flujo vaginal.

Entre las pruebas que toca realizar en este trimestre, se encuentra la ecografía morfológica fetal, también llamada ecografía Doppler, que se realiza en la semana 20 del embarazo. En esta ecografía, realizada por un ginecólogo experto en Medicina Fetal, se valorarán los órganos internos del feto. Aunque no pueden diagnosticarse todas las malformaciones sí pueden verse ya muchas de ellas. Probablemente ya sabréis el sexo, pero si no, en esta ecografía existe bastante probabilidad de que el ginecólogo pueda verlo.

Entre las semanas 26 y 29 es el momento de realizar la Ecografía 3D-4D. segundo trimestre ecografia 3D-4DCon la tecnología más avanzada a tu disposición, puedes ver la cara de tu bebé en 3 Dimensiones, y observar sus movimientos. Con esta tecnología pueden confirmarse también algunas malformaciones del feto que se hayan diagnosticado en la ecografía morfológica.

En cuanto a las analíticas que tendrás que hacerte en este trimestre, tu ginecólogo te solicitará una entre las semanas 24 y 26. En ésta, entre otras determinaciones, se hará el llamado test de O´Sullivan, que es un método para detectar aquellas gestante con más probabilidad de tener diabetes gestacional. Esta analítica consiste en una extracción de sangre en ayunas, luego debes tomar una solución de glucosa, y de nuevo a los 60 minutos te repetirán la extracción de sangre. En caso de que esta analítica sea positiva, se realizará una prueba más específica, que supone varias extracciones de sangre, para diagnosticar este problema.

El segundo trimestre es también el momento de realizar la Amniocentesis, si es necesario. Se realiza entre las semana 14 y 18 y consiste en extraer una pequeña cantidad de líquido amniótico mediante una aguja muy fina, que tiene una pequeña probabilidad de aborto, que es del 0,5%. Al ser ésta una técnica invasiva se realiza sólo en aquellas gestantes que lo soliciten o en las gestantes a las que el screening de primer trimestre haya sido de alto riesgo.

El líquido amniótico es analizado para buscar alteraciones en los cromosomas como el Síndrome de Down, problemas del tubo neural, espina bífida, trastornos del metabolismo congénito. Hoy en día podemos ya estudiar todas las enfermedades genéticas que se conocen mediante la técnica de Microarray en líquido amniótico, que es una técnica genética más avanzada.

¿Qué cuidados debo tener?

  • Debes seguir bebiendo 2 litros de líquidos al día, y comiendo 5 veces al día, en pocas cantidades.
  • Cuida tu alimentación y tu ganancia de peso. En este trimestre se tiende a engordar con más facilidad.
  • Puedes realizar algún ejercicio, pero con cuidado, puesto que tu punto de gravedad ha cambiado, y tienes más riesgo de caída. Te vendrán bien los ejercicios en los que estés tumbada en el suelo y la natación.
  • Es aconsejable que utilices zapatos planos.
  • Te vendrá bien dormir de lado, con almohadas o cojines colocados en tu zona lumbar.

TERCER TRIMESTRE 1-1En este trimestre los centros óseos del feto se empiezan a endurecer, y la piel deja de estar arrugada, pues el feto tiene ya más grasa debajo de la piel. A finales de este trimestre, el lanugo, una especie de vello que tienen los fetos, desaparece de la cara. En este trimestre los fetos suelen ya estar colocados con la cabeza hacia abajo.

Dado que el útero ha crecido mucho de tamaño, y dado que este órgano es muy musculoso, es muy frecuente que notes molestias que se parecerán a las molestias de regla e incluso sentirás cómo el útero se contrae en ocasiones. Son las contracciones de Braxton-Hicks.

Tu bebé ha ido creciendo y ocupa ya todo el abdomen, por eso notas que una leve dificultad para respirar y malas digestiones, pues la capacidad de movimiento de tu diafragma está disminuida y el aparato digestivo encuentra limitado su espacio en la parte superior del abdomen. Otros síntomas frecuentes que puedes encontrar son:

TERCER TRIMESTRE 2

  • Tirantez en el abdomen.
  • Sensación de pinchazos abdominales, sobre todo debajo de la última costilla y en la pelvis.
  • Hinchazón de tobillos, sobre todo al final del día.
  • Dolor de espalda
  • Dolor vaginal, por la distensión de los ligamentos del útero al apoyarse la cabeza del feto.
  • Vas muchas veces a orinar, esto es porque la vejiga tiene menos capacidad de llenado, dado que el espacio está limitado por la cabeza fetal.
  • Sueño inquieto
  • Picor en la piel del abdomen.
  • Hemorroides

En este trimestre, alrededor de la semana 32 tu ginecólogo/a te realizará otra ecografía, mediante la cual se evaluará el crecimiento fetal, la posición del feto, la cantidad de líquido amniótico y la localización de la placenta.

Entre las semanas 35 y 36 es conveniente la realización de un cultivo vaginal y rectal. No te preocupes, no es doloroso. Mediante este cultivo se detecta la presencia de un germen, el Estreptoccocus Agalactiae, en la vagina o recto de la mujer. En caso de que se detecte, el ginecólogo te administrará antibióticos en el momento del parto, para evitar que tu bebé pueda infectarse durante el mismo.

Al final de este trimestre, tu ginecólogo te solicitará los análisis para la Anestesia Epidural y solicitará también un Registro Cardiotocográfico. Éste último se realiza para evaluar la actividad cardíaca del feto y la actividad de contracciones del útero. Durante la prueba, que dura entre 20 y 30 minutos, estarás tumbada, y tras la aplicación de un gel frío en la barriga se apoya sobre el mismo un transductor, que recogerá los latidos del feto y la presión del útero.

¿Qué cuidados debo tener?

  • Llevar un calzado cómodo. Evitar zapatos de tacón.
  • Evitar ropa apretada
  • Intentar descansar lo más posible, y cuando estés sentada, procura tener los pies en alto.
  • Pasear 1 hora todos los días.
  • Duerme de lado, preferentemente del lado izquierdo.
  • Evitar comidas muy grasientas, gaseosas, y con especies fuertes.
  • Ya puedes preparar la canastilla del bebé. Ten a mano siempre la documentación de tu embarazo.

¿Cuando debo consultar con mi Ginecólogo?

  1. Pérdida de sangre por vagina, por pequeña que sea.
  2. Dolor abdominal intenso y continuo.
  3. Nauseas y vómitos intensos.
  4. Fiebre mayor de 38 grados.
  5. Disminución repentina y acusada de la cantidad de orina.
  6. Dolor y escozor al orinar
  7. Hinchazón repentina de pies, manos y cara.
  8. Mareos intensos o trastornos de la visión como aparición de manchas, destellos de luz, etc.
  9. Dolor de cabeza fuerte y persistente.
  10. Pérdida de líquido por vagina, acompañado o no, de escozor o picor genital.
  11. Cambio brusco del tamaño del útero.
  12. Ausencia de movimientos fetales, a partir del 5º mes.
  13. Presencia de contracciones fuertes e intensas, o muy frecuentes.
  14. Estos signos no tienen por qué indicar necesariamente problemas graves para tu salud o la del bebé pero, ante la duda, debes consultar con tu ginecólogo.

Caremujer

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies